CAFÉ PENDIENTE EN ARGENTINA.

cafes

“Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas.:
– Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres “pendientes”.
Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto:
– ¿Cuáles son esos “cafés pendientes”?
Me dicen:
– Espera y verás.
Luego vienen otras personas. Dos chicas piden dos cafés – pagan normalmente. Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés:
– Tres son para nosotros, y cuatro “pendientes”.
Pagan por siete, se toman los tres y se marchan. Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos. Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. De repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja:
– ¿Tienen algún “café pendiente”?

Este tipo de caridad, por primera vez apareció en Nápoles. La gente paga anticipadamente el café a alguien que no puede permitirse el lujo de una taza de café caliente. Allí dejaban en los establecimientos de esta manera no sólo el café, sino también comida. Esa costumbre ya ha salido de las fronteras de Italia y se ha extendido a muchas ciudades de todo el mundo.

Realmente un acto de solidaridad digno de imitar no?

El sistema, nacido en Nápoles en 2008, llegó a la Argentina a través de las redes sociales y quiere hacerse lugar entre el mercado de las cafeterías y bares y las ganas solidarias de los amantes del café. Ya está presente en España, Chile, Colombia y en México.

cafe-pendiente-e1366635866289

En la Argentina, ya se sumaron en la última semana cinco bares en la Ciudad de Buenos Aires; en la provincia de Buenos Aires, seis; y en Córdoba, uno. También hay bares en Rosario que ofrecen el sistema de café pendiente.

El problema es que las personas en situación de calle todavía no están al tanto de la movida, por lo que el tiempo deberá formar la costumbre de pasar por los bares que muestran el logo pegado en sus vidrios y preguntar si alguien dejó un café pendiente.

¿Qué café se puede dejar pago? El que uno consumió, uno más barato (o más caro), un desayuno que incluye medialunas, un café con leche y tostadas. No hay reglas que limiten la solidaridad de los habitúes de los cafés. Y menos si de ayudar se trata.

Tenemos que tomar conciencia, informarnos de los bares que brindan esta nueva forma de ser solidario, y compartir con los que menos tienen. Una gran iniciativa que ya es furor en varios paises, también llegó a la Argentina

cafe-pendiente-2.png

Fuente: http://cafespendientes.es/

http://www.apertura.com/negocios/Cafe-pendiente-la-movida-solidaria-que-llego-a-los-bares-argentinos-20130430-0004.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s